¡Anímate a participar! y a difundir tú obra abriéndote las puertas al mundo. A mayor número de participantes, mayor número de visitas y más difusión tendrá la obra aquí publicada. Para entrar a formar parte de esta casa, es tan fácil como leerse primero las normas del blog y participa en el blog.

27 de septiembre de 2014

Señales

(Sobre imagen de Luis Fernando Sánchez-Moreno)

 
Ella estuvo sentada todo el tiempo en el banco. Se escondía tras el libro y se mostraba alerta.
Él se ocupaba, atento, del paso de las páginas, de rondar los parterres sin despegar la boca. (Los dos se adivinaban, pues se habían buscado. Las flores, ya marchitas, les rozaban los pies.)
El verano avanzaba con su abrazo de piedra. Gota a gota caían las horas en silencio. Sus ojos se cruzaban con infantil torpeza. (Los labios aún seguían en sello timorato.)
Y el otoño llegó caminando cetrino.
Y el banco quedó expuesto a la infiel intemperie. (La lluvia, las heladas, las palabras no dichas.)
Aún anduvo el hombre con la vana esperanza de encontrar esculpidas sus dos iniciales.
Pero quedó la joven callada tras el libro, al pálido refugio de cualquier residencia. (Paredes que se tocan y entablan la distancia.)
Y nunca una señal deshizo su desdicha.

© Elena Marqués Núñez

6 comentarios:

  1. Como anillo al dedo, el relato con la imagen, los dos evocan sendos sentimientos. Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  2. Bien venida y bien hallada, un placer tenerte en esta casa, ahora tu casa. Gracias

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, amigos. Por aquí seguiremos leyéndonos, comentándonos y escribiéndonos. Besos.

    ResponderEliminar